miércoles, abril 23, 2008

Elecciones insolitas...

Podemos hacerlo así:
Tú, amarrarás los cordones de mis zapatos de colores,
amarralos al lado de tu cama,
algo asi para que no pueda salir cuando me asuste
y quedarme allí.

Yo, puedo desempolvar tu corazón,
sacarlo un rato, darle de comer, no te preocupes
que no lo morderé, quizas lo rasguñe un poco,
y siempre,
siempre,
será sin querer.

Entre los dos podemos no sé, juntar imposibles y posibles...más lo primero que lo segundo.
Podemos, no sé, beber café, fumarnos un cigarro...
dos o tres...
podemos compartir mis elecciones insolitas,
un poco de esta historia que no he dejado comenzar.
Podemos, no sé lo que podemos
tampoco sé cuanto...

Contigo lo haremos así,
Tú, regresarás mi corazón
yo, regresaré tu mapa,
con tu corazón no sé que haré,
quiero quedarmelo, para acariciarlo todos los dias, mientras tú duermes.
entre los dos podemos perdernos,
debajo de las sabanas,
perdernos solo por un tiempo,
perdernos con el tiempo entre besos,
si me abrazas quizás no desaparezco,
pero siempre podemos escondernos debajo de las sabanas,
comer chocolate, ser felices...
solo esta vez,
solo hoy,
solo mañana,
alimentarás mis desilusiones...morderé ilusiones, te fumaré, me fumaré, me esfumaré...
contigo,
contigo,
conmigo...

2 comentarios:

LT. Perro dijo...

Tendre que ser quien no ve, oye, ni entiende. Cazador de elecciones insolitas.



La ausencia absoluta de percepción visual torna insensible al
órgano cardíaco.

Anónimo dijo...

no me devuelvas mi mapa. quierro estar pedido en eso camino maravilloso. Y no voy regresarte tu corazon para q te quedas para siempre con un parte del mio y cuando suenamos, nos encontramos para acariciarnos...

besos