domingo, diciembre 28, 2008

Midnight amor


 

Round midnight avanza por la calle, dejando todo despejado. Descomponiendo el tiempo, ese bicho raro, en un algo sentimental para todos aquellos que van caminando junto a la round midnight.

Nunca he comprendido que le falta al amor para ser completo, no entiendo porque siempre me sabe a amor incompleto e idealizado, como cuando se termina una canción de Miles Davis y siempre sientes que no te despediste adecuadamente. 

Cuento todas esas palabras que huelen a aguardiente  y  a tabaco mojado, me imagino la siesta de un saxofón agitado, la marcha imperial de todos mis recuerdos y estas ansias multicolor de hacerte al amor.

Muchas veces no tengo nada que decir solo palabras inagotables, que sabes cariño siempre mezclo contigo y con todo lo que esta alrededor, pequeñas cosas que me susurran tu nombre con una vieja nota de jazz... ¿Cómo no escribir de tí? si cada día me sorprendo contandome cosas sobre ti y este amor...

Algo muerde mi corazón  y espero que seas tu gritando del otro lado. Me fumo una ilusión por la que temo que algún día no alcanze, porque muchas veces, quizás siempre, quiero totalidad. Pero sé cariño que tú, TÚ haces que mi mundo baste con solo respirar, que mi mundo brille cuando todo esta oscuro e incierto. Porque TÚ eres como la heroina de mis días y haces que mi amor se recomponga por el camino, por el round midnight como una droga deliciosa.

viernes, diciembre 26, 2008

Superhéroes de Domingo. Parte II


-Hola, mi nombre es…bueno, ya todos lo saben, soy Batman.

-Hola Batman – contestan todos al unisonó. Que miedo, que asco, odio estas presentaciones.

-Estoy aquí porque me gusta golpear travestidos, cualquier clase de pecado me sabe a podrido. Me gusta herir a los pecadores (gordos, travestis, y santurrones) porque  así siento que estoy vivo y que hago algo bueno por mi y por ellos. Digamos que es una contribución. En fin, la verdad es que también me gustan los travestis ¿a quien engaño? me gusta su facilidad para no esconderse tras un disfraz sino “des disfrazarse” mostrando quienes son.

Mis padres nunca me dejaron ser quien era, igual no era culpa de ellos. Nunca hay que poner los codos en la mesa, ni hablar con la boca llena, los gays padecen de una enfermedad mental, no hay que decir siempre las verdades. Todas estas cosas que le enseñan a uno en la escuela.

Me gusta caminar  por la 72 en las noches, respirar y observar; ver que pasa por allí, por acá y debajo de los semáforos…por acá adentro todo es diferente. Como arroz con mango una cosa que no tiene limites ni comparaciones.

No me gusta que me miren con lastima, me gusta que me miren con miedo. Pero que más da, al final todos saben que estoy solo. Odio los domingos, me sabe como a banana con kétchup. No bebo, ni fumo, los superhéroes no estamos hechos para los vicios. Los domingos limpio la casa, limpio los pecados, los míos y los de ellos, los limpio a ellos, como quien dice limpio conciencias.

Es mentira eso que tengo dinero y que mis padres murieron. Los medios inventan cualquier cosa, la verdad es que soy estrato 3, soy vegetariano. De lunes a miércoles trabajo con la policía  buscando criminales y esas cosas aburridas, me gusta ver realitys y las caricaturas sobre mí, es triste lo sé.  Mis padres viven no sé donde, desde la última vez que intente envenenarlos con una ensalada de hongos se mudaron y nunca me enviaron la dirección.

Soy religioso católico apostólico romano, en las películas dicen que soy budista o que mierda, pero no es verdad. Soy un católico ferviente, participo en los grupos misioneros y la iglesia se sostiene con mi suelto, me gusta. Cuando salgo de la misa a las 8 de la noche cada domingo me encuentro por allí a superman, el no va a la iglesia pero parece que vive cerca, una vez me pregunto si quería salir con él, me pareció raro pero luego entendí que se sentía solo y quería beber cerveza, pero como dije, los superhéroes no estamos para los vicios.

Y superman…¡bah! él es otra cosa.

La ciudad gótica esta en todas parte, ciudades caóticas, ciudades pecadoras, ciudades con alcantarillas, con ratas y con cables sueltos por allí. Las calles llenas de disfrazados, ¡un carnaval que ironía!

Me gustan las chicas silenciosas, esas que nunca hablan, las que piden lo mismo que yo en los restaurantes y que salen de la iglesia mirando sus zapatitos. Pero alguien me rompió el corazón, es la verdad soy un hombre de una sola mujer, y ella se llevo todo…absolutamente todo, decía que era bisexual, luego que quería una relación abierta…yo todo lo acepte, al final se fue…con un travesti que le recordaba mucho a su primera novia. No entiendo las mujeres están locas y más éstas que experimentan con todo.

Nunca le pegare a una mujer, por eso es mejor golpear travestis, y sé que algunos dejan que los golpee por placer, los domingos todos están encerrados,no hay muchos clientes en la calle, por eso sé que todos ustedes están aquí por mi y por dinero. Así que  ¿Quien es el primero? Prometo no golpear tan fuerte.

sábado, diciembre 20, 2008

ahgr!

Grito de I miss you
Bjork golpea en cada rincón de la habitación
Porque no es que i miss you
Es que i grito
Exclamo
Exalto la labor fueriosa de un corazón cansando.
Me duele la cabeza, y me gusta el cabello de algodón en mi cabeza
Porque es como tocar un cojín viejo y enmarañado.

Todo el mundo siempre tiene algo que decir
Yo sólo quiero que alguien diga una cosa importante
Que mi cabeza ya no duela por las mañanas
Y que una futura tristeza se convierta en pequeños muñecos de papel
No soy idealista cariño, es que ya estoy cansada de ver este mundo así;
que siempre me correspondan pequeñas desgracias diminutas, quiero alegrías enormes
Quiero un mundo candy, un mundo lsd, un mundo aguardiente pero sin el vomito y la resaca.
Si me entiendes?
No quiero el mundo rosa, quiero agarrar el mundo y darle una cachetada
Como a ese director de cine a quien le pegarè cuando lo encuentre…
Ah, estoy cansada simplemente
Quiero como ana blue a veces apagar la bombilla azul, refrescar la noche con velas y música,
Quiero como bandini gritarle a todos y esconder la miseria debajo de las sábanas
Quiero como tù ser capaz de no ver cosas en el aire sino en la tierra.
La verdad es que a veces, solo quiero gritar muy fuerte y que se quiebre el sol.

viernes, noviembre 14, 2008

Suicidios simulados

Un ratón pequeñito corretea mi cordura
tengo pizcas de rabia e ironia.
de amor y odio
de venganza, plato frio en blanco.

Tengo miedo de la pequeña libertad
del misterio de muchas palabras
y pocas acciones,
de muchas palabras que al final no dicen nada.

Tengo pegada la canción que me invente
y quiero rayartela en la cabeza para que sepas
que a este pequeño organo, no hay palabras lindas que lo hagan sonreir.

Tengo un hueco, un humo,
tengo cenizas, un cucarron en el oido,
todo oscuro, poca luz...
las cosas buenas se hacen a oscuras
como comerse las uñas y pintar ilusiones cuajadas en el aire.

Quiero tener la soga bien atada al cuello,
porque cuando caiga, no quiero la breve sorpresa de ¡oh nena, nunca le atinas bien!
Dejaré de intentar suicidios simulados,
un pie izquierdo al aire
puede ser más sensato...

miércoles, octubre 22, 2008

:::Dos y media; beso y medio::::::


Dos y media de la tarde,
lluvia, gotas, oleres a pavimento, a comida, a bocanadas de cigarrillos
y tu sonrisa a lo lejos con olor a lluvia, con esa distancia,
con ese olor de la ausencia
que dejas siempre que te vas.
Yo ví la sonrisa, pero cerré los ojos rápido y con fuerza
para la fotografía mental instantanea que siempre guardo cuando estoy enamorada.

Me gustan las pequeñas gotitas de lluvias
esas que caen al final golpeando mis parpádos.
A veces cuando estoy sola, saco la lengua para mojarla.

Quería que la lluvia me abrazará y que tú también lo hicieras.
O mejor, que regresarás parando el trafico sonriéndome y me dijerás extendiendo la mano:
- Oye nena, Oye loquita (llamame como quieras) ven conmigo.
y yo sonriéndo y lanzando besos por el aire
me apretará a tu mano y a tu corazón
y te diría: - A donde quieras, cariño.

Vamos a beber, yo te invito,
bebidas sagradas y amargas.
Vamos a beber gotitas de lluvia, y fumemos en el camino
un cigarrillito rojo.

Las calles chorrean horas, horas acuas que pasan con los arroyos,
el sol gigante se esconde del tiempo y tú cada tanto miras el reloj
como si fuera un santo. El tiempo todo lo daña, no se detiene,
avanza muy rápido y no me deja darte besos en la espalda, ni hacerte el amor los lunes por la mañana.

Quisiera enrollarte en mis cabellos, metido en un rizo, que saltes hasta mi oreja y me susurres todo el día cuanto me quieres, en todos los idiomas inventados. Y que por las noches, no haya luz, no haya luna, no haya nadie y regalarte besos oscuros sin ojos y con manos. Y que tú, de solo un suspiro me encierres en la puerta oculta de tu organo cárdiaco.

Cuentame cosas, por ejemplo, tus miedos ¿tienes fobias?
a qué te saben mis besos cuando te quiero?
Inventame una historia donde ambos vendamos mariposas y cenemos besos.
y de vez en cuando ataré globos a tus zapatos y siempre estemos volando.

Ya lo sé,
estas riéndote, cuestionandote de donde saco ideas tan absurdas y cursis.
Lo siento cariño, declaro mi locura sana para tipos serios como tú.

Me duele que pienses que mis besos al aire son ridiculos,
si al menos cerrarás los ojos
te darías cuenta, que cuando estamos juntos, muchacho ojos hermosos, la ciudad se triza en mil colores y pedazos.

Declaro que siempre estoy borracha, es un estado natural.
Que mis ojos son de LSD
y que siempre llevo globos en mis manos.

¡Oye loquito!
dame besos,
dame arañazos
dejame estar despierta sobre tu pecho,
no me hagas daño.

¡Oye muchacho con olor a vallenato!
llevame a pasear de la mano
vendame los ojos con tus labios
amarra mis cordones a tus zapatos
Yo te sigo, juiciosa y cantando muy despacio:
"Cruza el amor, yo cruzaré los dedos"

sábado, septiembre 27, 2008

SUPERHEROES DE DOMINGO


::::SUPERMAN::::
Parte I.

Nadie me va a creer porque no soy superhéroe, pero de lo que estoy segura es que alguna vez viví con alguno de ellos.
Son personas normales, como tú y yo…
o bueno, nosotros somos los normales, ellos
más bien podrían ser “anormales interesantes” .

Comenzaremos hablando de superman, que por estos días me ha dicho que quiere renunciar, que no resiste más las injurias de este mundo mal agradecido…

El hecho de ser superhéroe y distinguida personalidad pública,
lo cohíben de ciertos privilegios humanos, como los de tirarse un pedo,
robarle a una anciana,
o decirle piropos ofensivos a las chicas flacas que pasan por la puerta de su casa.
Nunca duerme hasta pasadas las 8 de la mañana,
excepto los domingos que no duerme, porque amanece con la borrachera o la resaca del día anterior.

Así que los domingos, se bebe todas las cervezas que sobraron del sábado,
desayuna un par de huevos fritos con mantequilla mavesa
y luego se tira al sofá a leer comics…o algún periódico viejo,
no le gusta saber nada de la actualidad, dice que saber mucho lo aleja de sus sueños.

Él tiene ciertas reglas para los domingos, como la de no volar, o correr increíblemente rápido, y la más importante, cumplir alguno de sus 672.899 sueños.

Aunque nunca me ha hablado de sus sueños, pero, bueno yo le creo
o usted no le creería a superman con sus 672.899 sueños?

Por las tardes se va a caminar,
Justo a las 4:01 pm
se coloca unas chancletas azules
y unos jeans cortos, la camisa esa blanca
corroída por el tiempo, que dice “orbitel”

Y antes de cruzar la cuadra, a las 4:12 pm
se encuentra con el señor de los helados, se compra una paleta
de agua sabor a limón, esas que cuestan 500 pesos
y sigue caminando,
todos los domingos es igual,
se entristece de ver las reuniones familiares en las puertas de las casas,
o los novios que caminan juntos,
saluda al loquito de la cuadra:
-¿Qué más Hugo?
- Aquí dándole, dándole – mientras saca del basurero unas botellas de old parr con algunas gotas de preciado licor.
A superman, le molesta mucho la breve y quieta felicidad de los domingos, porque parece una felicidad prestada, hipócrita, malograda, pero envidiada por los que no tiene nada.
Uno de sus superpoderes le da la ventaja de poder ver chicas desnudas caminando a su lado, y eso le hace sonreír, y olvidarse de las felicidades acolchonadas. Así que camina 10 cuadras, mirando el tamaño, color, y saboreando la dulzura de un par de buenas tetas.

A las 5:49pm llega a la caseta telefónica,
se queda allí contemplando el teléfono e imaginando que una chica ardiente lo llama,
Superman se queda allí, horas plantado en la caseta telefónica, hablándole a alguien o a nadie a través del auricular que da tono de ocupado, y le exita. Masturbándose sin que nadie lo vea. Mientras Susana, la chica imaginaria de ese domingo, le susurra algo más fuerte que la kriptonita.

sábado, septiembre 06, 2008

:::La reivindicación de lo sagrado::::


--Los elementos son 7: Agua, Viento, Fuego, Tierra, corazón, lo eteréo y los colores--
Decía el shaman, mientras tocaban los tambores.
Me sentí como en una practica milenaria, me sentí indigena, la pequeña borboleta blues
cerca de ese fuego que hacia mucho no experimentaba.
¿Por qué siempre tenemos que volver a lo sagrado?
Parece que estamos configurados a conectarnos con algo, con un dios altísmo e invisible, con un fuego fatuo, con una esperanza sonriente, con ese cosmos del que todos hablan y a veces, solo a veces se siente ardiendo.


Tengo mis millones de dudas al respecto, no puedo decir nada con claridad,
lo cierto es que en ese momento, en el que cierras los ojos, junto a todos ellos ese dichoso cosmos del que todos hablan por medio de la ayaguasca parece ser palpable, como pequeñas esferas purpuras...
Como tener de cerca a Parker,
como tener a frank susurrandote al oido
como aguardiente espiritual,
como si arañaran tu corazón
y no te das cuenta sino al final,
cuando sientes el frio de la blue night
en los huesos.

jueves, septiembre 04, 2008

No me gustan los finales...


Es cierto, no me gustan los finales

y menos este con residuos de invierno,

con sabor a veneno cerezado.


No vale la pena seguir jugando

si te quedas con los dados,

sino subes la apuesta,

sino limpias este pedazo de cielo roto.


No quiero apostar más

sino aciertas al misterio

sino te bastan un par de besos como adelanto.


El número de la suerte es 15, nene,

y a veces el 8 puede sacarte de apuros.


Compañero, turrón de chocolate,

me doy por vencida, sino me sigues.

Te habia dicho que habia que saber volar...

pensé que habias entendido.


No me gustan los finales...

prefiero los comics o las series fantasticas

donde siempre ponen “To be continued”


Ojala, miraras el capítulo entero y te dieras cuenta

donde esta el error.

Mi viejo amigo, Nietzsche, no se equivocó,

así habló Zaratustra, así creo yo,

así es la vida mi amor...

“El eterno retorno” es real.


sábado, agosto 23, 2008

:::Cuestiones Absurdas:::::




Las cosas han cambiado,
aunque no es para tanto,
han cambiado
solo un poco.
como las calles del centro,
como las alcaparras enlatadas
o como tus besos sin sabor.

Me arden los ojos,
como siempre cuando estoy cansada y
violentamente triste.

Siento todo en stand by, menos la música,
que sigue como en aquel bar.

Todas las tardes me siento frente al ordenador
y escucho a Bessie, a Miles, a Frank, a Bix, a Jerry a Lois, a todos.
Y me siento en las sillas de un bar imaginario, que he construido para las tardes grises sedientas de besos urgentes o de un abrazo enlazado a mi cintura; ellos sonríen, mientras tocan su bajo, Miles su saxo, Bessie canta, frank se pasea con un vaso de whisky sonriéndome, depende del humor, a veces me guiña el ojo…
- y yo suspiro, no sé si por él o por ti.-
Todos se amontonan a mi alrededor, dándome la bienvenida, con jazz cool y bebop. Y oh Frank! “Could make me be blue”


A veces hago el amor a solas, a veces acompañada;
Como arroz con pollo,
y luego me fumo un cigarrillo, escondida en el patio de mi casa.
Y me digo:
-como han cambiado las cosas.- (aunque aún sabes cual es el lado de la cama que me gusta)
Tú allá y yo acá. Estar cerca o lejos es una condición mental. (sí, mujer, créete esas cosas) ¡ja!

No sé si sigo poniéndome amarilla, pero a veces me entran muchas ganas de estar todo el día con un vaso de güisqui-whisky barato, no me importa la escala de amarillos que existan, uno bebe cuando debe.

Quisiera decirte un par de mentiras
y que me creyeras,
¿Sabes?
Pero no se mentirte, así que me asaltan dudas y cuestiones.
me pregunto ¿por qué Duke Ellington cantaba así?
¿Con que mano se masturban los zurdos?
Si sueñas en un solo idioma?
Si los perros como él sueñan con mariposas volando?
Me pregunto si… ¿me quieres?
Si me extrañas de la misma forma que lo escribes?

Me pregunto ¿a cuantos pasos esta tu casa desde el kilómetro 0?
¿Por qué nunca comprendiste porque eres my funny valentine?
Si yo fuera jazz como sonaría?
Si fuera un saxo quien me tocaría?
Si fuera alcohol cual sería?
¿Un whisky-güisqui?, ¿un vino tinto?, ¿un bourbon?, ¿un tequila?,¿aguardiente?,¿brandy? o ¿simplemente un cóctel?...¿Qué?
¿Qué sabor quieres tener de mi en tus labios?
Si te emborracharas de mí, ¿te daría resaca?

Hace un par de días que estoy contemplando la idea de volverme anacrónica con la escritura; quiero escribirlo todo a maquina, no a mano, no con este teclado tan ajeno a la pasión.
Quiero hacerlo todo a maquina, pensar en ti a maquina, soñarme a maquina, que las letras de metal tiemblen cuando escriba tu nombre. Y todo sea en cámara lenta. Bum! Bum!

¿Me pregunto en donde se quedan las palabras que nunca te dije?
¿De qué color son los pezones de marge simpsons? (otra ves)
¿Es verdad que ocho por ocho, es un perro abrazado a la maga?
¿Yo soy tu maga?
¿Cómo duermes sino es abrazado a mí?
¿Cuantos besos suman nuestras distancias?

Me he dejado crecer las uñas y el cabello.
Las uñas, para aruñar el tiempo, para pinchar horas ácueas, o el ojo de la luna
…para que el tiempo no pase sin piedad y conmigo callada.
El cabello para meterme las puntas en la boca, y jugar con él, chuparlo como si fuera una fresa achocolatada. Babear pedazos de cabello, sirve para cuando estoy ansiosa.

¿Nos conocemos en otra dimensión? según la física cuántica
Si tú fueras yo y yo fuera tú, ¿me hubiese ido?

En la televisión muestran todo el día dramas mexicanos y colombianos, uno que otro programa de cocina y algo sobre chicos tontos que buscan amor y dinero. Y yo cada vez que hago zapping, creo que te encontraré metido en canal 32, o 35. ¿En que canal estas?

¿Cómo quieres que te bese cuando te vuelva a ver?

Sigo teniendo esa pereza crónica, no quiero despertarme nunca, por ejemplo hoy he dormido 11 horas, y estoy pensando hacer una siesta más. A veces pienso que tengo anemia, es preocupante que tenga sueño todo el día. Y que además a veces sienta que duermes a mi lado.

¿Cuando una monja tiene un orgasmo, piensa en dios?
¿Cuándo fue la última vez que pensaste en mi?
¿Por qué Charles Aznavour me hace llorar?
¿Por qué pregunto tantas cosas absurdas?
¿Dónde esta Lady Bug? ¿Dónde esta superman? ¿Dónde esta mi trago, Tommy? ¡¿Dónde esta?!
¡Reste! ¡Reste!

sábado, julio 26, 2008

Desesperante Sábado Rojo


Me duelen la espalda y los ojos;
Llevo más de 20 horas pegada al borde de la cama con el ordenador sobre la almohada de colores.
No sé que más puede ofrecerme la noche…
Esta vez, no quiero escribir sobre ti, pero bueno, ya que susurre tu nombre sin permiso: un beso y un saludo en tu osa mayor…allá, allá, allá lejos y más lejos.

Los huesos me truenan cada vez que hago un nuevo moviendo para echar la ceniza dentro del cenicero,
o cada vez que muevo la cabeza a ver si hay alguien caminando por la sala...
Tengo esta paranoia de que creer que hay alguien caminando por la sala, pero bueno, a la espera de que algo ocurra o alguien aparezca a arrebatarme de esta adicción a no hacer nada.

Cuando estas tan solo echado en la cama y no haces nada,
El cuerpo siente un cansancio de no sé que…
por ejemplo, yo tengo un cansancio que baja desde la nuca, baja lentamente por los hombros, se esparce a los omóplatos, y así, va caminando pero tan despacio que hasta que duelen las caderas, la espina dorsal, el cerebro...todo... hasta me duelo mismísimamente yo.

Mis dedos bailan,
se mueven al unísono…
Todo es tan aburrido hoy…

Cuando has pasado todo el día sin hacer nada más que estar frente al ordenador,
Comienzas a hacer planes, como los de:
¿Por qué no leer Bukowsky hoy?
O por qué no comenzar con los detectives salvajes?…
-debo retomar aquel libro empolvado que me he dejado debajo de la cama
Y buscaré las canciones, esas canciones que nunca he escuchado pero que hoy, será el día que conozca…
Cuando no has hecho nada en todo el día,
Creo que tampoco te da hambre…
paso los minutos y todo con cigarrillo y un par de vasos de agua.

Lo que si da, es dolor de espalda…
Y no entiendo, no entiendo por que se queja tanto…

Aquí estoy metida contra las sabanas huyéndole al recuerdo
Pero que va, nada pasa…o bueno,
Todo pasa en cámara lenta y se van apareciendo esas imágenes del pasado/presente en el que estuviste…
Si ves?
Por más que pretendo quedarme inmóvil al costado de la cama
No puedo poner mi mente como mi espalda, ni como mis pies…
¿Por qué no te quedas inmóvil?…

¡Qué Bukoswsky y qué Bukoswsky!…
¡Qué Hesse y que na´!
Que Bolaños se quede empolvado un rato más…
¡Oh, Que música que me pone mal!…
¡Deja de meterte bajo mi piel Frank!
¡Que día que ha pasado tan lento!
¿Cuándo es que amanece?
Ya en algún lugar del mundo es de día…
Y la luna hoy me corrompe burlándose de mí…

¿Donde esta ese trago de whisky que aprisiona y ayuda?
¿Donde están los besos mágicos por la web?
¿Por qué google pone:”0 resultados a su búsqueda”
¿Por qué no apago la bombilla azul?
¿Donde esta la maga?
¿Y julio? ¿Y los otros?
¿Por qué me llegan correos de gente que ni siquiera conozco?…

Sinceramente, esto se llama desesperación de un sábado rojo
Ya decía yo, que Milanes se había equivocado en algo…

¿Cuándo podré ver la película de la escafandra y la mariposa?

¿Por qué no quiero hablar de ti, si me la he pasado el día contándome cosas tuyas?
Bueno,
Esta vez lo prometí,
Mejor apago la bombilla azul…

lunes, julio 21, 2008

Carta de mi para ti o Viceversa...


Carta para mi Ana Blue

La vida a veces es mas sencilla de lo que tu y yo creemos,
estamos a rastras jugandonos el tiempo y el espacio
jugandonos lo que somos y lo que queremos ser
.
Abortemos esta idea de lejana soledad
desfiguremos el papel de la amistad insólita que estamos escribiendo.


Ya no hay gatos, ni aves,ni mariposas planiando nuestros miedos.

El tiempo del no tiempo
siempre, regresa, siempre.
Podemos jugar una vez mas a pegar pedazo por pedazo
los momentos que hemos perdidos por azares.
Impongamos nuestra cuota olvidada
a remendar los zapatos viejos
y a ese pequeño corazón, amorosamente, solo.
Solo y roto...
En este espacio vacio, cariño,
tu silencio siempre importa y estalla,
por primera vez, te sugiero que apages la bombilla azul y grites.

Dia 86 de Abril


Esto va a sonar como una canción pachengera, de carnavales y esas cosas


pero lo que quiero decir, es serio.


Anoche soñé contigo y me ha dejado un poco alterada porque me hace desvariar un poco.
Tengo ganas de verte, nena, volví a tener ese miedo infantil de tenerte cerca


Ese nerviosismo extremo al que solo tú me haces llegar.
Y, sí, por más que no quiero reconocerlo tengo ganas de verte y hundirme en tus cabellos y volver a ese mes de abril interminable......todos los meses deberían tener tu nombre


y días del uno al cien, nena, para no cansarme de contar cuantas veces vuelves y te vas.


El milagro en la papa.


Esta mañana, desperté con mucha pereza,
nada inusual para mi,
siempre con la pereza crónica pegada en los huesos.

Luego de la meada
obligatoria y cotidiana que me hace recibir el día,
me dispuse a hacer algo productivo para mi,
así que comencé a cocinar.

Nadie lo va a creer,
porque no tengo testigos fotográficos para la ocasión.
Pero a eso de la hora milagrosa,
esa hora en la que últimamente todo me ocurre:
1:02 de la tarde,
pelaba una papa.

Y allí, en mi cocina sucia y desordenada;
yo con la misma pijama de siempre
así fue como ocurrió el milagro:

Pelaba la papa, una y otra vez,
justo cuando quito la última capa de cáscara
sobre la piel de la papa
apareció una carita feliz, incompleta, de esas que yo siempre
dibujo.

Perfectamente alineada, la sonrisa te invitaba a sonreír también
los dos ojitos, y la alargada sonrisa, nada más.
Esa carita feliz, que parece haber nacido con esa papa.

Sé que no lo van a creer
Pero así fue,
soy muy romántica y quería guardar el pedazo de papa
con la cara feliz,
pero mi estomago suele ser más fuerte que mi corazón
y decidí meterla con las demás papas normales y mediocres, en la cacerola.

¿Debo sentirme mal por comerme el milagro que me invita a ser feliz?
¿Será que era un milagro?
¿Qué clase de revelación significa, un jueves, a la una de la tarde en mi cocina, mientras yo tarareaba una canción de Frank Sinatra y pensaba en amores lejanos?

No lo sé, no sé nada.
Estoy confundida.

He visto por la caja mágica, algunos milagros,
de esos que le rezan a la pared donde aparece la virgen,
A otros les aparece al final de la taza de café, pero jamás, nunca un milagro osó de ponerse en la piel de la papa.
¿Como puede ser el titular?:
“Papa milagrosa en la cocina de una no creyente”?
“Cara feliz sale en la papa que era para el almuerzo”?
“Se revela un milagro en una papa mientras ella cantaba “I´m a Fool to want you” ¿?

He decidido no llamar a la prensa,
Uno nunca sabe con que fines llegan estos y zas, me dañan el milagro.
Solo se lo contaré a ustedes, que sé, que igual que yo quedarán con cara de sorpresa, desconcertados, asombrados, espeluznados, pensando en si algún día,- hoy o mañana- se les revelará un milagro en su comida favorita, y tendrán la misma duda que yo. “¿Comer o no comer?”

Es verdad, alguna vez los milagros aparecen, solo que yo
para descifrar estas cosas soy muy mala.
Si alguien sabe descifrar estos sucesos sumamente complejos para mi,
agradecería una explicación a este hecho paranormal.

Incognitas¿? a mediados de junio...


¿Y si nos hemos equivocado todo este tiempo?

que lo que es azul no es blue y lo verde no es green.?

¿Y si nos hemos equivocado y nuestro mundo azul y verde no depende de nosotros?

¿Cuantos dias más estaremos buscando respuestas para salvarnos?

¿cuantas preguntas mas tengo que hacer para darme cuenta que aveces me confundo?

¿Cuantas veces tengo que confiarte secretos para que me creas?

¿cuantas veces tengo que escribirte para que me sientas?

¿y si todo este tiempo simplemente no ha existido y tu imagen vagabunda de recuerdos no es como la recuerdo?

¿Cuantos dias más tienen que pasar, para que te des cuenta que aunque mis incertidumbres pueden más que las certezas, que aunque a veces soy tonta y cursi, que aunque a veces me reprocho, que aunque nunca sé nada de nada, me arriesgo cada día a quererte.?

Tú,tú,tú,tú...perro callejero y aquel día de Marzo.


Esta historia no va a ser sencilla.
Yo era normal hasta que apareciste.
Tenía mis días grises,
mis gripas mentales…
…mis fiebres de amor.

Incluso, me he intoxicado con tristezas,
con soledades,
con bandoneones
y blues.

Yo era normal.
Y medianamente feliz.

Cocinaba besos y caricias
para algún hombre lobo hambriento
luego, si hacia falta, me enamoraba
de él o del amor.
En el peor o mejor de los casos,
-no lo sé-
a veces, de los dos.

Recolectaba música que sugiriera un recuerdo
o algo para escribir.
Y así el tiempo pasaba.

Yo, reinventaba pasiones,
componía un buen blues con mi pequeña ana blue
y el mundo se paralizaba los fines de semana.

Tenías que ser tú diferente,
revolucionando hasta mis sueños,
desestabilizando mis días normales,
mordiendo mis dedos, como un perro callejero.

No sé porque, pero sin tú saberlo, me persigues como un fantasma.

Escucho a Frank y siento la necesidad de
cantarte despacito al oido:
“Strangers in the night
Exchanging glances
Wondering in the night
What were the chances
We'd be sharing love
Before the night was through…

Something in your eyes
Was so inviting…
Something in you smile
Was so exciting…
Something in my heart
Told me I must have you…”


Me paso los días desmenuzando todos tus nombres
de todas las formas posibles, bah!, no sabes cuanto…

Tenías que aparecer ¡tú!
a cambiarle la iluminación a mis amaneceres,
a convertirme en un epígrafe,
a ilusionarme antes de un beso,
o de una palabra…
justo antes, mucho antes
de que algo realmente pasara.

Cuando te tengo y no te tengo
aprovecho para practicar un poco de amor.

Ya sé como abrazarme a tu cintura,
sé como iniciar un beso
como terminarlo
y en donde.

He dormido abrazada a tu pecho muchas veces,
también he acariciado cada centímetro de tu piel,
no sabes, claro que no lo sabes!
todo lo que he abusado de ti.

La señal en verde



Últimamente,
siempre que intento verte,
llueve.

Y llueve casi todo el tiempo,
no entiendo por que.

Me quedo vestida, sentada frente al ordenador
Esperando la señal en verde, de “ahora puede salir de su casa”
Pero nunca esta en verde…
Y sigue,
y llueve,
y se alarga la tarde gris.

Hay algo que no me deja verte.
Y no sé que es, tampoco sé si quiero averiguarlo.

Me quedo esparramada sobre el sofa,
escuchando algo de jazz y algo de blues,
sabes que siempre me ha gustado,
además que no entiendo porque, me recuerda mucho a ti.

Te imagino cantándome alguna canción de frank sinatra al oido,
o mirándome fijamente a los ojos mientras escuchamos a Miles Davis
o bailando abrazados “Blue train” de John Coltrane…
no sé, pero hay algo en el jazz y en el blues, que me incita mucho a ti
y esta maldita lluvia que no me deja salir a verte.

Tengo ganas de hacer el amor,
y comer chocolate y beber un vino tinto,
y luego volver a la cama
y no sé si dormir, simplemente quiero que llueva cuando estemos juntos
no ahora que quiero salir a verte.

Cuéntame tú, ¿Qué haces ahora que llueve?,
¿Qué haces mientras
yo pienso en ti y en tus cabellos? No sabes cuanto me gusta hundir mis dedos entre tus cabellos.
¿Qué haces ahora, cuando toco imaginariamente tus labios, y tú me miras- imaginariamente también- a los ojos, yo te miro, y me muerdo el labio inferior, tú sonríes y te acercas…



Y suspiro…

¿Qué haces ahora mientras yo solo espero y espero…y espero…y espero…la señal?

::::Cronopio con olor a cerveza::::

Siempre a las tres de la tarde, con la resaca apuntando a la cabeza sus balas intermitentes, salgo de la habitación y el bar parece una casa de reticencias. No se escuchan los murmullos, ni las risas, ni las botellas suicidas de la noche anterior. El viejo lee el periódico mientras bebe café frío, siempre moviendo la cabeza, como dándole aprobación al tiempo o al diario, o a mí por haber despertado. Retira una parte del periódico para dejar su ojo derecho mirando mi rostro.

- Hay te deje café en la cocina, tómatelo y comienza a limpiar.
- Gracias viejo…
(Siempre quiero decir algo más pero nunca puedo)
Mirándome como si fuera un espanto del cual ya esta acostumbrado responde:
- Ya deja de beber tanto, los días no te rinden si sigues despertando a las tres de la tarde, llegará el día en que no te despiertes.

Ya comienzan los reproches cotidianos, comienza a regañar y aconsejar sobre la bebida y terminará hablando sobre mi madre.
-Viejo, que ya te he dicho, sino es la bebida es el insomnio, igual no duermo hasta que aparece el sol. Es lo que hay.
El primer sorbo de café entra como una gotita de acido, duele todo hasta las uñas, bebo más y busco unas galletas.

Me siento al lado del viejo, sé que en el fondo me tiene cariño. Y sé que le gusta comentar el diario con alguien.
(Sigo teniendo un recuerdo de la noche anterior que me sabe a ella)

- Apareció una victima más del corta orejas, la vaina esta jodida.
Me echo una carcajada; el viejo me observa serio, pero también sonríe
- Parece una historia sacada de la ficción, pero después de todo ¿para qué alguien querría tantas orejas? Le digo
- Nojoda, yo no sé loco, pero algo descubrió en las orejas que nosotros no vemos.
- Bueno viejo, estas cosas solo pasan en Colombia.

Suena el timbre y recuerdo que ella quedó en llegar a las cuatro, ¡joder! son las cuatro de la tarde, y aún no puedo recordar exactamente que sucedió ayer.
Que cara hombre, que ojos, parezco un encarcelado…bueno quizás a veces lo soy. En fin, a ella parece que le gustan los hombres con este físico de Mike Rourke.

Suena el timbre otra vez.
El viejo grita a lo lejos si es que voy a abrir o no. Yo digo “Voy”. Antes de acercarme a la puerta ya huelo su perfume, el dulzón final de ella esta en la puerta, a veces siento que apenas abra la puerta, una diosa de Ebano me regalara una sonrisa.

- Hola nena, ¿Qué hubo?
Ella y su sonrisa de siempre, la mirada perdida y de ensueño que sólo tiene cuando me habla.
- Hola, ¿Cómo estas?
- Bien, nena hay, dándole. Pasa, pasa.

Me dio un beso en la osa mayor de mis labios. Caminó.
Yo cerraba la puerta y cerraba los ojos aspirando su olor a diosa de Ebano, labios de miel, babas de amor.

Me espero en el zaguán del bar con su vestidito de princesa y sonriendo.

-¿Tienes Café? Preguntó
- Sí, nena, siéntate.

El viejo la miraba por encima del periódico y de los lentes, luego me miraba a mi.
Ojos instigadores, ojos que preguntaban cosas sin decirlas.

Faltaba una canción de Sinatra, One for my baby, and one more for the road…Yo pensaba en esto y tarareaba como tonta las incógnitas de este amor pueril y misterioso.

Mientras ella bebía café, moviendo su pie derecho yo arreglaba las sillas del bar y limpiaba todo. Sudaba como un perro, como lo que soy, el perro callejero que todos quieren y adoptan, el perro callejero al que acarician en las esquinas y olvidan a la vuelta.

Sinatra dejo de cantar en mi cabeza, y ella rompió el idilio de mi atardecer trabajador.

-Hmm, lo que paso ayer, no sé que decirte, estoy un poco confundida.

¡Joder! Todas las mujeres están confundidas menos mi madre.
Me senté a su lado y la miré profundamente, quería arrebátala y hacerle el amor tras la barra del bar.

- Nena tienes dos opciones, o es tu novio o soy yo. Te puedo ayudar un poco, aunque siempre mis lanzas apuntaran hacia mí.

Ella sonríe y saca un cigarrillo, siempre con esa mirada coqueta y perdida de que algo piensa pero nunca lo dice.

- ¿Quieres? Pregunto ofreciéndome un cigarrillo
- Claro nena, jamás negare mis pulmones a un cigarrillo sin filtro.

Ella sonríe otra vez, y cruza las piernas. Me mira muda.

Rompí el silencio y le dije que la podría ayudar a elegir, que yo soy un buen hombre, que conmigo se va a divertir más que con su novio, que soy un borracho, mujeriego y que podemos compartir cigarrillos siempre después del amor. Le dije que tenía unas tetas preciosas, y que conmigo, nunca nunca iba a estar sola.

Ella solo sonrió y se mordió los labios inferiores como si yo fuera algo irresistible.

Bebí un sorbo de café, estaba frío y amargo. Aún no logro recordar que hice ayer por la noche, pero tengo unas mordidas, pequeños dientes en mis brazos. Espero que sean tuyo nena.

Sonó su celular y me miró, esa canción de Beethoven que anuncia algo, creo que era su novio, sino no habría puesto esa cara de asustada y no habría dicho que estaba en el parque sola.
¿Por qué mientes nena?

Me sonrió y dijo que Eduardo su hombre lobo de dos metros con acento extraño, que por suerte esta lejos.

-Tengo que irme pronto- dijo
-Bueno nena, es lo que hay – le dije luego de un suspiro y acariciando su mano.

Ella me miro como si quisiera otra respuesta. Antes del beso de despedida me preguntó si podríamos vernos a la media noche. La media noche son nuestras horas exclusivas y clandestinas, pedazos de tiempo para los dos.
Le dije que claro nena y le di un beso en el cuello.
- Pero esta vez no quiero que sea como ayer. Dijo
Le prometí algo que no sabia, aun no recuerdo que paso ayer.


Diez de la noche, el bar esta concurrido. El viejo ha tomado de más como siempre aunque trata de disimularlo. Una mujer se acerca a la barra y me pide candela. Su voz, su cara y su cuerpo ¡que cuerpo! No se ajustan ni a la imagen ni al sonido.

-Claro nena
Le prendí su cigarro lucky strike

- Ah, hace mucho que no fumo uno de esos- le dije
Ella sonrió como mordiéndome los ojos, me ofreció un cigarro y se sentó frente a mí. Por allí alguien pide una cerveza, otro un whisky, mi viejo me mira como desaprobando mis flirteos con las clientas.

Le guiño el ojo y ella bebe su cerveza. Atiendo, fumo, suspiro, mi órgano cardiaco baila esperando el fulgor.

- ¿Cómo te llamas? Le pregunto mientras me seco la frente.
- Luisa, ¿Y tú, cantinero?- pregunta con picardía y coqueteo

“Llámame como quieras” quería contestarle, puedo ser tu fiera nena, o un pequeño perro mordiéndote la falda.

- Leo, nena. Es la primera vez que te veo por aquí- Aclaré

Ella me contó un poco de su vida.

LUISA
27 AÑOS
DISEÑADORA GRAFICA GRADUADA
¡QUE CUERPO! ¡QUE BOCA!

Esa noche después de una hora y un par de cervezas, vino y whisky Luisa me dijo que quería que yo fuera su Dalí, no le entendí si sería por mis bigotes o por mis ojos…porque de pintar muy poco.

- Claro nena, llámame como quieras.

Eran las 11 y media, la diosa de Ebano atravesaba la puerta con un par de amigos borrachos y su hombre lobo de dos metros. El destino siempre me jode las jugadas.

Mi pequeña diosa de Ebano sonríe, un abrazo y un beso clandestino en el cuello; mi nueva amiga fatal ¡que cuerpo! Me llama Dalí y voy hacia ella; mi diosa de Ebano se pone en ataque femenino porque una nueva mujer que no conoce me ha robado de ella.

Se sientan todos los amigos borrachos en una mesa, el viejo ya borracho dice que me encargue de cerrar el bar que el va a dormir ya.

La diosa de Ebano se sienta al lado de Luisa, pide una cerveza bien helada, luego pide candela, enciende un piel roja sin filtro y aprieta mi mano. Yo le sonrió, la verdad es que Luisa y ella juntas me ponen nervioso, una bomba de tiempo que puede estallar; el hombre lobo de dos metros mira cada 5 segundos hacia la barra. Él sabe algo.

La música enciende los cuerpos de todos, unos bailan, otros simplemente se emborrachaban, yo me siento solo como siempre, el perro vagabundo que todos quieren, enciendo un cigarrillo y me recuesto en la silla de la parte de atrás del bar. La diosa de Ebano entra a la habitación, parece borracha, y siempre que esta borracha es más decidida. Entra y me besa, su hombre lobo no se da cuenta, Luisa baila desaforada y esta muñeca me baja la cremallera.

- Vamos a terminar lo que comenzó ayer – me susurra al oído con un ligero mordisco en el lóbulo.

Yo no digo nada.
Mis venas hierven nena, en ese momento todo parece oscuro, la música se ralentiza,

- nena quiero beberte como si fueras miel, pero hay tanta gente.
- Shhh…

Ella sigue besándome, como si fuera a comerse mis labios, yo intento con una pierna cerrar la puerta del pequeño espacio.

Todo se enciende cuando deja ver sus tetas, parece un hada ¡que mujer!.
Cuando estoy excitado todo parece un cómic sensual en blanco y negro, la agarro por la cintura y decido como ella, olvidar que el mundo sigue afuera.

Estaba en el paraíso o en el infierno, le hago el amor como si el bar fuera a explotar, y ella parece estar inyectándome su nombre en mi corazón. De repente alguien me la arrebata, no entiendo que pasa escucho la música y los murmullos, los golpes y mi nena llorando, alguien ríe en el fondo. Me golpea, quiero decirle que al menos me de tiempo de subirme la cremallera, me dicen algo en un idioma extraño, el golpe, la diosa de Ebano arreglándose el vestido y llorando.
Oh, no quiero paliar, estaba en el cielo y ahora esto. Chao nena, siempre serás mi diosa de Ebano, no llores que te llevo inyectada. Golpe. Duermo

Todos se han ido, menos Luisa quien ríe en la barra mientras enciende un cigarro. Me duele el cuerpo, como pega ese hombre de dos metros. Intento arreglarme un poco la cara y la ropa, no quiero dar mala impresión a mi única aliada. Saco un cerveza del refrigerador y luisa me dice sonriendo y arrancándole la etiqueta de Águila a la botella, que soy un hombre tremendo. Yo le guiño el ojo, recuerdo las palabras sabias del Guasón.
- Nena, algunos hombres solo queremos ver el mundo arder. – le digo

Luisa sonríe y me acaricia el rostro.

miércoles, julio 16, 2008

My funny Valentine -para un superman




...You make me smile with my heart...


Una de la mañana del día siguiente de aquel día poco convencional,
Es decir, ayer.
Como pasa el tiempo no?

Ya he visto todas las películas buenas de la noche
Una que otra rara, como esa de infancias corrompidas y amores profundamentes locos,
-El silencio que viene siempre es por ti-

Mi zapping salta del canal 6 al 63, es algo religioso para mí.
Pero hoy es un día peculiar, asi que
Esta noche, rompí la regla de mi “zappingdoscanales”, e incluí tres canales más al ritual zappingco.

La verdad es que hoy me siento extraña,
No sé si sea por la partida que percibí tardíamente,
O por las cosas que no fueron,
O por lo que fue pero no fue,
No tengo ni idea de que tengo, pero me siento
Exquisitamente extraña y triste.

He bebido varios litros de agua, pero sigo con sed
Y he evadido mis espacios libres para no escuchar música
De hecho, quería evadir este momento de escribir,
Porque lo sé, siempre algo de todas las palabras
Cursis y sin sentidos que escribo y escribiré, tienen que terminar en ti.

Al salir de la habitación, luego de despegar mis dedos del control remoto
Y mi piel de suelo, caminé un poco y sentí una vaga nostalgia por la lluvia que comenzará en un par de horas, me acerqué a la ventana que queda justo
Al comienzo de las escaleras de la casa, corrí la cortina… y a falta de cigarro, le di una bocanada a la noche.
Y todo esta tan oscuro, da miedo, huele a lluvia fuerte, ultra aromática, y la brisa es de esas que te recuerdan lo solo que estas hoy.

Me he repetido en lo que va del día, que así tenía que ser,
o al menos así deje que fuera
Sé que es tonto ponerse triste y reprocharse después
No sé si lo entiendes, pero por más que no quise nunca hacerlo,
Tengo un enorme corazón, y me encanta el amor, y meter personitas dentro de él,
Y quererlas profundamente, pero mi amor, siempre con fallas, como todo, con imperfecciones, nunca digo realmente lo que siento, para eso me inventé la escritura.

Y me gusta despertar y encontrarte a mi lado,
Y aunque nunca lo notaste, me quedaba mirando fijamente tu rostro, así como mira Mark Ruffalo a Sarah Polly, mientras ella duerme en la lavandería, así te observé varias veces mientras dormias, con la misma música pero sin el café…
¿Qué puedo hacer?
No puedo mentir, soy cursi pero muy timida cuando la cosa parece de verdad,
Todo me dio miedo y preferí dejarlo así…
Y lo peor es que no sé, con mis dudas y reveces, con soliloquios
Y los escritos mentales mientras esperaba volver a despedirte, no sé a quien quiero convencer de esto. De hecho, no sé que pretendo con todo esto.

Tengo algo asi, como el nudo en la garganta,
Solo que eso de los nudos no existe, tengo ese dolor
Del llanto contenido en la garganta, pero que por orgullo, o por
No aceptar lo que pasa de verdad, a fuerza bruta,
no dejas salir, no dejo salir.

Ya sé que es tonto esto,
En el fondo no hay más nada que hacer…
Evite por tontería y por largo tiempo algo que pasa lentamente ahora,
Justo ahora…
Justo ahora…
La brisa de la noche sigue y se burla de mi aquí sentanda frente al ordenador mirando la pantalla, escuchando las canciones aleatoria de Frank Sinatra,
Y uno que otro recuerdo fotográfico que guardo de ti, y quizás del día de hoy
Que fue de los más raros.

Hay muchas cosas que no sabes de mí,
Por ejemplo, me gusta mucho la lluvia, aunque me da nostalgia y ganas de hacer el amor.
Cuando la brisa pasa así de fría, pienso en lo delicioso que sería estar abrazada a alguien en la cama, contándote cosas, como estas, o compartiendo un cigarrillo y los tantos besos que me debes…
Casi nunca hablo, porque me gusta escuchar.
Critico y analizo con silencios,
y aquella noche que preguntabas que pensaba…

la verdad estaba recordando un beso.

Normalmente siempre que observo algo por mucho tiempo
es porque estoy preocupada, o por cosas cotidianas (la familia, los amigos, los problemas) o por mis dudas existenciales, freudianas y kafkianas y algunas veces sobre el amor.
Me gusta inventarme sueños antes de dormir, y nunca me distraigo fácilmente.

Me gusta escribir solo cuando estoy muy triste o muy feliz, nunca en termino medio
Me gustan los comentarios y las personitas que me invento, por ejemplo, aquella que era de papel, que luego fue ceniza sobre mesa de noche, y ahora, no sé que es…una estrella fugaz o un fuego fatuo?


Ya son las dos de la mañana, y llevo como 2 o tres hojas…
Soy una cursi con muchas palabras, y a veces palabras repetidas.
Dejo a Frank con el ordenador apagado, y a ti entre las letras tinta- negra de este papel

Hasta mañana, Superman.

viernes, julio 11, 2008

incoherencias a las 3 de la madrugada.


Y si ya no hay mas tiempos para seguir?
Ella siempre se queda con los brazos cruzados,
pensando en el color de los pezones de marge simpsons,
y en otras cosas un poco màs absurdas.

-No me pases las pastillas con cerveza -dice
quiero algo mas sano y mas fuerte,
quiero algo que me haga olvidar a los unicornios rosados y todas esa pendejas
que me invento.
-Sirveme un trago de Whisky!

martes, junio 10, 2008

itinerario

Van a pasar mas de 24 horas
quizas, 3 meses o 4...no lo se
el asunto es que mientras espero
descompo y arreglo ese motor
que ruega y rueda por ti...

Te esperare sentada en el mismo lado de la cama
prepare ensalada
y si algo sale mal
culpare al sol, al viento y a la luna...

por si has perdido el mapa de regreso:
llama.

sábado, junio 07, 2008

:::Take another little piece of my heart::::


Comenzaré a leer y a releer
todo lo que dejaste escrito en el viento.
Ya sé lo que dicen del tiempo,
de sanarse por dentro y esas cosas que
quiero creer pero no me resigno.

Ya no colecciono tus sueños, ni besos, ni nada parecido

Todo es tan extraño,
desde dormir hasta cenar
desde reir y un par de alucinaciones que me invento.
Ya no puedo ver carros verdes sin llorar.

Susurro a ese viento que te llega y te va
un poco de janis joplin para empezar (o continuar)
"toma otro pequeño pedazo de mi corazón, cariño"

Las cosas comienzan a tener ese color desganado
Ya sé que tu quieres salvar el mundo
y yo intento salvar mi corazón...

Esto comienza a ser un grave retorno
a las cosas comunes de mi
que habia olvidado.
Aunque vagabundeo a que el retorno sea hacia ti.

miércoles, mayo 28, 2008

Así que...


...Adiós, adiós, adiós pequeño choocokuss…

Alguien,
Alguna vez,
No sé quien, ni cuando,
Me dijo que las cosas que bien comienzan nunca terminan,
Sino que estas se continúan silenciosamente
En el tiempo y el espacio.
En mi memoria,
En tus abrazos.

No sé si quiero creer esa bonita mentira.

Así que todo comenzó;
Tú del otro lado de la puerta,
Yo adentro.
Era de noche: Afuera oscuro
Adentro también.

Tú tocaste la puerta.
Yo escuché el golpe.

Así que eras tú,
Tú lo sabias
Yo no lo sabía.
Un golpe más y la puerta se abriría.

Caminé despacio, para que no huyeras
Yo sonreía, tú también.

Así que comenzó, no te presentaste
No sé si te di la mano,
No sé si me miraste.

Así que comenzó una historia:
Esta historia, inició donde continua.
- No hay más camas. Tendremos que compartir
Dije

Tú, no dijiste nada o al menos eso creo.
Tú al lado izquierdo
Yo al derecho.
Suspiré y creí dormida
Abrazaste, besaste me creíste dormida

Compartimos algo más que una cama:
Tu despertar y el mió
El cielo, la mañana, los buenos días,
La sonrisa mañanera
Un café, quizás, y el cigarrillo.

Ahora duermes a mi lado,
Como cada noche desde ese día
Ya no importa si es del lado izquierdo o derecho.
Abrazado a mí y yo a ti como una garrapata
Que no quiere separarse.

Ya lo temía, tengo que regresar tu mapa
Y tú no regresarás mi corazón.

Así que continua.
Yo te abrazaré tan fuerte que tus huesos me sientan.

Desempolvaré tu cama y tu mochila
Quiero quedarme con las sabanas desordenadas;
Encontré mis zapatos debajo de tu cama
Y mi sujetador sobre la mesa
Despegaré mis sueños de tu almohada.
Encontraré los besos que escondí en los rincones.

Te regresaré las cosquillas y los besos,
Y los buenos días y las buenas noches,
Los dulces sueños y los abrazos por la madrugada.

Con los abrazos lanzaré mis lágrimas
Que bajen de tu hombro y se peguen a tu espalda
Como gotas mágicas.

Así que continua,
Dejaré las risas y los susurros en la entrada del oído derecho
Los gritos, los llantos y la rabia al lado de la cama.

Dejaré un pedazo de mi piel adherido en tu labio inferior
En el cuello los mordiscos
En tu pecho pegaré los sueños de la almohada

En tus manos el mapa
Y una nota enlazada a la punta de tu lengua
Que diga: “no imaginas, no imagines cuanto se te quiere”

Así que quiero que continué,
Así que termina.
Así que lloro,
Me vuelvo pequeña.
Así que te tomo de la mano,
Te abrazo hasta el cansancio,
Te beso como si fuera la última vez.
Y dirás :
-es la última vez.

Y diré
- “Gracias por venir”

Regreso a la cama
Me abrazarás
Te besaré.
Soñaré contigo,
Sentiré tus labios en mi cuello.

Tomarás tu mochila y mis zapatos
Abrirás la puerta
Sonreirás
Yo te miraré (diciéndote “quédate”)
Luego una sonrisa, luego los “te quiero”
Caminaré despacio para alargar el momento.

Así que termina, igual que comenzó
Se cerrará la puerta.

Tú del otro lado
Yo adentro.
Es de día: adentro llueve, afuera el cielo azul.
Tú lo sabes,
Yo no lo sé.
Esta vez no tocarás la puerta.

viernes, mayo 23, 2008

.


Esto es tan hermosamente horrible,

veo los vacios, no puedo remplazarlos,

ni llenarlos, ni borrarlos.

Estan allí como un espejo,

reflejandose en mi cara todo el día.


Esto de mirarse para adentro

cuesta mas que cualquier cosa

cuesta mas que todo lo que me doy

cuesta mas que todo a lo que he evadido.


Pero aquí sigo,

con los pies mojados,

con la nariz roja

con mi cuerpo pálido

con tus labios cerrados


Sigo aqui,

matando las moscas,

sacudiendo el polvo y la ceniza

sacudiendome la tristeza

caminando sola

teniendo soliloquios

ya no sé que mas hacer

Voy a comprarme un llavero

para que haga juego con las llaves

de mi razón...

Voy a comprar un llavero para poder

guardarme la vida de la A a la Z

y no complicarme más.

jueves, mayo 22, 2008

Carta de mariposas a Hongos.


Ya no sé nada de memo, ni de Muriel…ni de ella
De esa mariana que parece marciana.
Ayer por la noche estuve pensando mucho en ti, en aquellos días
De medianas alegrías. Esos días en los que no se hacía nada, solo
Reprocharnos las cosas.
Tenemos una conversación pendiente, y sé que me espera esa frase muy tuya:
“te voy a colgar, me das rabia”. Extraño los besos a distancia, y los besos que tu creías, solucionaban mis profundas rabietas y tristezas intergalácticas.
Estoy teniendo conversaciones con tu fantasma
Cada noche,
Siempre le hablo de los días en los que todo nos alcanzaba
Para probar y compartir:
¿Qué tal será ese helado?
Hmm…fusión de chocolate!
¿Lo compramos?, yo tengo $500 (sonreías) y tu?
Dale, vamos a comprarlo.
Hemos hablado de esos días absurdos de calenturas, parecíamos adolescentes reconociendo el placer. Buenos días, buenos tardes, buenas noches… no puedo recordar todos esos lugares donde hicimos el amor, seria bueno preguntarse
¿Donde no lo hicimos?...
¿Cómo es el nombre de aquel motel al que no podemos volver? Ja! Todo por ese Bacardi que vuelve loco a los hongos y a las mariposas, más a los hongos…mas a los hongos…
¿Recuerdas que aquel día prometimos no volver a beber jamás?
quieres una cerveza para continuar la conversación?
Algo aprendí, y es a no confiar en aquellas puras y nobles promesas de hongos…lo hacen con el corazón pero la memoria siempre les falla.
Recuerdo también el primer día, el primer día de muchos.
Aquel día en el muelle galáctico
Con los ovnis y las estrellas extrañas y los deseos.
Recuerdo mis rabias, las conversaciones, las pataletas mentales, los celos inventados y los que no los eran, recuerdo los días en que estábamos realmente enamorados y los días en que no y que ambos valían mucho.
No quiero hablar de amor contigo, porque sé lo malo que eres para hablar de estas cosas cuando te incluyen. Pero el amor de las mariposas y los hongos es otro cuento.
El señor tomate pregunta por ti de vez en cuando, cuando es más sr. Hongo me parte de nostalgia y me trae remembranzas de aquellos días cuando solo éramos tres, como los tres mosqueteros, Ja! “los tres mosqueteros de la pereza crónica”
Los tres, esa combinación extraña que nos funcionaba:
-Un hongo que no duerme, un sr. Hongo que a veces era tomate y una mariposa que de vez en cuando se pegaba contra las paredes.
Era genial ¿recuerdas? Y aunque siempre nos quejábamos, y no lo reconocimos antes, éramos felices.
Recuerdo los días de súper héroes, las noches donde siempre repetías las conversaciones sobre la historia de Japón o de china, tus historias repetidas sobre la miopía, también recuerdo tus chistes malos en alemán, recuerdo tus borracheras. Oh si! Como olvidarlas! Que borracheras!
Me acuerdo de los días en los que querías ser bueno y yo mala
Y cuando tú eras malo, yo te regañaba.
Recuerdo claramente, los regaños de tu mamá
Los días de 24 horas de juegos, los días de lagrimas,
Hermosas lagrimas, cuando yo te rascaba la cabecita o
Cuando tú me decías: “Te ves linda cuando lloras” y luego para dañar la frase
Tratando de arreglar el momento, aunque no lo hacías adrede, solo querías contentarme
Decías que debía llorar siempre.
Recuerdo también tus lágrimas, y aunque nunca lo dije, sabes que lo siento…
Lo siento mucho.
Recuerdo que en momentos como este me dirías: “la cosa no puede ser tan mala, deja el viaje” y harías ese ruido de gruñón, que es lo único que demuestra que estas enojado.
Y yo te diré: “es que no me comprendes” .
Recuerdo tus pudores, aquello de que por más costeño que eres nunca dices vulgaridades, obscenidades ni santas ni sucias.
Recuerdo que a veces tienes mala memoria. ¿Será que te acuerdas de mi?
Yo a ti siempre, siempre, siempre te recuerdo.
Aunque tengo que confesar que después de tantos días
La imagen que tengo de tu rostro es una incógnita, ya no sé cuales son tus gestos
Ni como sonríes, ni gesticulas, y tu voz la he transformado.
Recuerdo tus ronquidos, porque los tengo grabados.
Y recuerdo como duermes por las fotos que te sacaba mientras dormías
Recuerdo todo…
Hasta ese triste mensaje: “-te fuiste? Que mala!”
Lo siento, hongo! Lo siento me fui pero no del todo como tú,
Yo siempre seguía esperando un poco de ti, pero tú te fuiste
Y no te culpo.
…bueno, sí te culpo.
Recuerdo las aventuras.
Esos días cuando éramos tu y yo…y éramos grandes!, éramos todo!
Te he preparado palabras envueltas en papel de regalo.
Dime cuando regresas y por favor,
Que tu regreso no sea una promesa.

:::LLueve hoy:::


Hoy llueve un poco más,
Aunque no es casualidad, es como un homenaje
A mi soledad tardía.
La ciudad recupera su olor natural.
Parezco un perro en auto; saco la cabeza por la ventana del bus
Para que las gotas me golpeen los parpados,
Los labios, las mejillas
La conciencia.
Cuando llueve el tabaco huele mejor,
Dan ganas de masticarlo un poco
También, cuando llueve, salgo del caparazón
Y soy más yo y menos lo que quiero ser,
Me da como esa depresión de todas las
Cosas que son y que no son,
No sé la verdad, cual de las dos me duele más.
El problema cuando llueve, como hoy,
Es que yo amanezca con mis emociones
Y sensaciones mordiéndome la razón,
Y que justo cuando comienzo a caminar
Es que comienza a llover.
Eso sí que no es bueno, porque así,
Comienzo a romper todos los espejos de tu casa
Todos los vidrios de mi habitación,
Todos los destellos de la ciudad.
Y me orino los arbustos,
Y me escurro por debajo de las puertas.
Y lloro en las calles,
Y me digo: esta soy yo, sola y abandonada,
Esta soy yo, la que tú no ves, la que no conoces
La que no consuelas,
La “yo” a la que no abrazas cuando va por la calle llorando
La “yo” a la que no besas cuando se le caen los ojos
La “yo” más pura, la que más te quiere, la que más te piensa
La “yo” a la que nadie conoce, ni ama cuando “hace su
Balada del mal genio”
Cuando llueve me dan ganas de correr desnuda
De gritar, de gritarte tantas cosas
De insultarte,
De pegarte
Cuando llueve quiero decirte tantas verdades que no me vas a creer
Me dan ganas de hacer que reacciones,
Obligarte a abrazarme
Cuando llueve me dan ganas de hacer el amor
De abrazarme tanto a tu cuerpo que ya no lo sientas.
Tengo algo tan corrompido hoy
Con todos y con la lluvia, y con ese
Pedazo de cielo que no me mira.
Quisiera sacudirme la tristeza como si fuera arena
Tomarme un trago fuerte y hacer la cara, esa cara de limón
Con vinagre y olvidarme por unas horas que mi tristeza
Puede causarme daños asombrosos.
Todavía llueve y creo que puedo dormir
Un poco más, quizás dos horas, tres horas,
Las que sean necesarias para apartarme de mí.
Quizás sueñe contigo,
Espero que esta vez sea algo mejor,
Algo que no dañe mi despertar.
Despertaré escuchando las gotitas sobre el techo
No esa voz del mas allá, no esa voz extraña,
No mi corazón roto, ni alegrías de otros,
Despertaré junto a las gotas, quizás, una me golpee
Nuevamente el parpado.

jueves, mayo 15, 2008

::::Juguemos a las mentiras::::


Es mentira que creo en mi
También es mentira que creo en ti
Es mentira que creo en el sol y en la luna
Y tampoco creo en su efecto en las personas
Creando humores, amores y personalidades.

Es mentira que creo en el amor,
Es solo una ilusión todo lo que viene después de un beso.
Me gusta el sexo, más que la comida
Me gusta tu olor, me gusta tu cama, me gustan tus besos
Me gustas tú...insaciablemente tú
Me gusta esta ilusión aunque sea mentira.

Es mentira todo lo vemos, por ejemplo,
El sol no ha salido hoy, es solo una ilusión
Afuera esta lloviendo, yo tengo frio, nadie lo sabe,
Ni siquiera tú.
Hace años que llueve, y nadie lo sabe.
Todos estan engañados,
Dicen que yo duermo mucho,
La verdad es que siempre estoy despierta y ustedes dormidos.

Pero me gusta abrazarte y dormirte sobre mi pecho,
Y me gusta, no sabes cuanto me gusta, desordenarte la cama y el cabello.
Me gusta cuando volamos,
me gusta cuando nos damos besos en la luna,
sobre el mar de colores.

Soy lunática, mercurio me rige,
Tú eres del sol, siempre todos son del sol.
El sol y la luna parece que se llevan bien,
El zodiaco dice que soy felina por naturaleza,
Que tengo deseos incorregibles, que soy un desastre
Y tú, y todos como siempre son del sol.

Es mentira que me duele tu partida
Es mentira que te extrañaré por las noches, por los días, por los desayunos, por las cenas compartidas, por los besos, por los sueños, es mentira que dejaré de soñarte, es mentira que extrañaré los abrazos por la madrugada, olvidaré los besos en la espalda…
Es mentira todo, menos lo del sexo y lo de los deseos incorregibles.
Es mentira mi nombre, la verdad es que soy dos, tengo problemas de personalidad.

También es mentira que te quiero, así que por favor,
No creas todo lo que digo, porque yo tampoco creo mis mentiras,
Incluso esto es mentira.

::::Carta desde el futuro para la prsonita de papel::::


Personita:

No he encontrado más que silencios y papeles en blanco
Desde no sé cuantos días.
Me da miedo mirarte,
Quizás, te quiebre en el intento.

Pareces de otra, de otros, de todos
Menos de mí.

Yo he optado por alejarme
Por creer que no eres tú, y que no soy yo
Esos dos que parece perdieron la magia.
Quiero creer que eres feliz y que yo también
Que apenas ayer me aprendí tu nombre: Personita
Y que tú aún no aprendes el mío: tonta.

Personita, las hormigas ya no pican mis dedos
Y las mariposas en el estomago están esquizofrenicas
Se dan de golpes contra él.
Hace muchos días que no vomito, que no lloro, que no peco,
Que no amo, que no quiero, que no deseo, que no te veo.
Ya no eres tú…ya no soy yo.

Sin embargo personita, quiero hacer las cosas medianamente bien
Pareces triste y a veces feliz,
Tu soledad y reticencia te absorben en lo que eres y que solo yo veo.

Quiero darte un beso en tu estrella solar,
Darte un abrazo galáctico,
Acariciarte la cabecita,
Apretarte fuerte la cintura,
Besar tu cuello y tu espalda,
Y decirte: Yo también soy buena durmiendo más de 12 horas al día. Puedo hacerte compañía.
No quiero repetirme nones de ti
Pero quiero verte sonreír, digamos, aunque sea mentira.


Ya he registrado los papeles,

sigo buscando las palabras que escribimos

algun día en el futuro, tú no lo recuerdas...yo sí.


Ya no soy yo,
Quiero creer que dejándote sola, Personita, con otra, con otros, con todos
Menos conmigo eres más feliz y yo menos complicada.
Pero la verdad Personita es que las mariposas del estomago han subido a mi cabeza
Y creo que se coló una mantis religiosa en la punta discreta de mi corazón.
La distanasía hace mi idilio más largo, más doloroso
Y quizás solo una palabra, un beso o un abrazo me ayuden.

TACTICAS DE SEDUCCIÓN PARA TONTOS.



PARTE I

"UN BESO DE ESOS..."
Todo comienza cuando la personita esta cerca de ti
Te mira y no te mira,
Tú haces casi todo por estar cerca sin que se note el hambre

El momento más crucial para un beso de esos
Es cuando ambos han sonreído y sincronizan miradas
Es allí cuando tú sabes que la personita quiere también
Un beso de esos.

Entonces comienza la acción:

Un beso de esos consiste en morderse
Paulatinamente el labio inferior, haciendo deseado el beso que nunca llega.

Un truco delicado, cuando hay mucha gente alrededor puede ser:
Luego de beber un sorbo de la cerveza o del aguardiente
Pasas la punta de la lengua sobre dicho labio inferior
Levantas la mirada seriamente hacia la personita
Y nuevamente, esta vez, mirando directamente a los ojos
De la personita, muerdes lentamente el labio inferior.
Y luego miras hacia otro lado.

De esta manera es que comienza todo,
La complicidad se hace cada vez mayor,
La personita ahora te ofrecerá un trago o un cigarrillo
Tú, aceptas todo lo que venga.
La personita tocará con la punta de sus dedos una parte que ahora es sensible en tus manos.
Tú ansias más y más.
Las miradas van y retornar con suspiros,
La punta de los dedos de la personita se ha convertido ya en un apretón en la cintura
Ya los saludos y las despedidas demoraran más, con el abrazo incluido para que poder sentir su cuerpo.
Y de ahora en adelante todo lo que se hablen, parecerá un poderoso secreto porque tiene que hablar casi a susurros, de labio a labio, de respiración a respiración
Y aún un beso se esos no llega.

La magia de un beso de esos esta en que mientras más tú ansíes ese beso
Y lo provoques de maneras casi exageradas y tímidas
La personita lo ansiará y lo idealizará el doble.
Por un día que no se trabaje en un beso de esos, pierdes la magia.
Y si la magia se pierde, la personita, lamentablemente que era
De papel, desaparece.

BESO, BESO, BESO...




*Inspirado alguna mañana fría con la necesidad urgente de un beso...




"Beso,beso,beso,beso,beso....
Necesito besos, hace mucho frío...
muchos besos para cuando estas ausente,
o estudiando....
beso,beso,beso,
beso,beso,beso...
besos con chocolate, con vanilla...
besos en la cama, debajo de las sabanas,
besos con abrazo, besos cuando hay luna,
besos cuando llueva,
besos cuando hace frio, besos cuando tienes sueños,
besos cuando duermes, besos a las 6 de la mañana,
besos por la madrugada, besos calientes,
besos con amor, besos con tequila, besos con café,
besos cuando hace calor, besos cuando comes,
besos de todos los sabores, besos de todos los colores,
besos para la tristeza, besos para la confianza,
besos para ti, besos para mi
besos a mis dedos,
besos a tu cuello,
besos a tus ojos,
besos en las manos,
besos ahora, besos urgentes, besos con agua de panela caliente
besos sobre la montaña
besos en la arena
besos en mi lengua
Muchos besos para ti."

viernes, abril 25, 2008

72 días...

Y ahora resulta que después de casi 23 años
tantas enfermedades resueltas
tantas no resueltas
despues de 14 años con insomnio
despues de esos dolores
de esas felicidades
solo ahora despues de estos 72 días y no sé
cuantas horas,
es que te vienes a dar cuenta que tengo
defectos de fabrica?

miércoles, abril 23, 2008

Elecciones insolitas...

Podemos hacerlo así:
Tú, amarrarás los cordones de mis zapatos de colores,
amarralos al lado de tu cama,
algo asi para que no pueda salir cuando me asuste
y quedarme allí.

Yo, puedo desempolvar tu corazón,
sacarlo un rato, darle de comer, no te preocupes
que no lo morderé, quizas lo rasguñe un poco,
y siempre,
siempre,
será sin querer.

Entre los dos podemos no sé, juntar imposibles y posibles...más lo primero que lo segundo.
Podemos, no sé, beber café, fumarnos un cigarro...
dos o tres...
podemos compartir mis elecciones insolitas,
un poco de esta historia que no he dejado comenzar.
Podemos, no sé lo que podemos
tampoco sé cuanto...

Contigo lo haremos así,
Tú, regresarás mi corazón
yo, regresaré tu mapa,
con tu corazón no sé que haré,
quiero quedarmelo, para acariciarlo todos los dias, mientras tú duermes.
entre los dos podemos perdernos,
debajo de las sabanas,
perdernos solo por un tiempo,
perdernos con el tiempo entre besos,
si me abrazas quizás no desaparezco,
pero siempre podemos escondernos debajo de las sabanas,
comer chocolate, ser felices...
solo esta vez,
solo hoy,
solo mañana,
alimentarás mis desilusiones...morderé ilusiones, te fumaré, me fumaré, me esfumaré...
contigo,
contigo,
conmigo...

jueves, abril 03, 2008

....


Tengo una enfermedad,

algo con sueño...

algo con amor...

algo con alcohol...

algo contigo...

o algo sin ti...

pero en definitiva...

tengo algo...

un corazón en mi mano...

jueves, marzo 27, 2008

:::Esto pasa por estos días:::

*imagen por D.Casalins (robado sin autorización)



Imagina que por estos días estoy echa un asco.
Los días pasan ligeros y con cerveza,
con horas incalculables de ocio.

Alguien me muerde la cabeza,
no me inmuto...

Estas cosas pasan por estos días,
la lentitud de mi coherencia,
el remordimiento de mis borracheras
tengo no sé,
depresion universitaria,
excesos de tonterias
mi corazon en una lata,
donde guardo con él las ilusiones del día a día.

Ocurre esto todo los días,
me despierto con la pereza cronica,
con la vagabunderia existencial,
con un hombre a mi lado,
con besos enlatados,
con desayunos a la hora del almuerzo,
con abrazos de 5 ó 6 brazos.

Por las tardes ni siquiera miro la berruga del cielo
ni el orzuelo de tu ojo siniestro,
ni los cometas que apenas sobrevuelan o planean
ya no hago esas cosas,
en cambio,
peleo un poco con mi capacidad emocional de
verme sentada, acostada o simplemente de pie haciendo nada...

Asi es,
esto pasa todos los días.
Por las noches disfruto de la brisa que me golpea fuerte la nuca
disfruto de los planes absurdamente rebuscados por mi y por todos
las noches no tienen mucha acción,
me contento con mirar la cara acua de la luna,
no importa si ha salido o sino, siempre la busco
con la esperanza de que me de una cachetada.

Pero sobre todo, y no sé porque me quejó
disfruto por las noches, abrir esa lata cursi y de color rojo
donde tengo guardados mi corazón y besos calientes,
asados, a la plancha
de todos los sabores que puedan alimentarme para otro dia más.


miércoles, marzo 26, 2008

:::puntos suspensivos:::

La ansiedad comienza,
dos ojeras y algo mal del aparato digestivo.
Los dientes a veces se ponen a masticar solos,
siento una molestia constante, un rechinar de dientes que no puedo parar.

Comienzo a hablar sola,
a veces a iniciar conversaciones,
esos soliloquios tontos...
las meditaciones con el cigarro
y con la cerveza en la cabeza,
con el ron con coca-cola en la boca,
con el higado a punto de morir...
-animo, chico, animo!!! que aun quedan mas cervezas...
mas cigarrillos para descontaminar el ambiente saludable de los pulmones...
y tantas palabras por decirte, amigo de los malabares,
amigo aprendiz de mago,
amor tropical y psicotropico...
tengo ansiedad de ti...
aparece por favor, haz un truco
un trueque,
una canción,
un sonido a la bateria chatarra que esta en el patio de tu casa
¿aún esta la bateria alli? aún espera en el mismo lugar tu bienvenida?
Tengo ganas, sabes, de compartir el cigarro contigo en las tarde sentados en la puerta de tu casa
o simplemente de dividir el dinero para comprar otra cerveza mas...
y de lo que mas tengo ganas es de ver tu cara,
de escucharte...
de estresarte un poco con mis problemas amorosos y no amorosos,
con mis desintoxicaciones almaticas.
Simplemente por favor vuelve pronto.

martes, marzo 25, 2008

Escucha le moulin y mientras lees esto...


Escucho “le moulin”,
Siento la nostalgia de algo que no he perdido aún.
Pienso un poco en ti,
Bueno, un poco no,
Pienso mucho en ti.

¿Como será cuando no estés?
¿A quien le besaré los ojos?
¿A quien le morderé el cuello?
Me encanta observarte cuando duermes,
Mi efebo desnudo,
Profundo en el mundo Onírico;
mientras deseo que sea conmigo con quien sueñas.

¿Tendré que remendar nuevamente mi corazón?
Un transplante de amor necesito,
Un transplante de país, de ciudad, de amores
De ti, de mí,
De las horas en tu cama,
De las noches abrazada a tu cuerpo.

Hoy te dije que te quería,
La palabra salió de mi casi sin permiso,
No sé como paso…ahora tengo miedo,
Tengo miedo a los silencios que hubo cuando la palabra salió
desvergonzada de mi boca.

El zodiaco se equivocó,
Me afirmaba que fuera libre,
Que géminis y sagitario no tendrían
Más que una atracción física…
Maldito zodiaco, ojala me devuelva
Mi cuota de amor, mi cuota de desamor,
Mi cuota de ti…

¿Que puedo hacer?
No sé si confirmarlo una vez más,
Mi corazón no necesita visa pasa quererte,
No necesita conexiones, ni puentes.
No sé como hacer cuando ya no estés.
No sé como hacer ahora que estas y que comienza
A deslatarse mi corazón.

¿Lo dejo salir?,
¿Lo dejo ser libre?
Que te quiera y que después resuelva como remendarse,
¿Le coloco botones?,
¿ lo coso con hilos de colores?.

Por favor antes de irte dame un beso en mi osa mayor,
No cierres la puerta tan pronto
Dame un abrazo de despedida,
Enjuaga mi pobre corazón con sudor, con saliva
Con tu olor,
Con tu amor enlatado para otra.

¿Que haré luego con mi cuerpo?
Con mis labios que querrán besarte siempre,
Mojaré mis dedos con las lágrimas, con los vaivenes de la vida
Mojare mis dedos y mi cuerpo,
Con la brisa, con el mar,
Añorándote,
Susurrándote esa palabra que me enseñaste en ese idioma extraño.
No sabes lo difícil que es,
Prohibirle el amor a mi corazón,
Prohibirme ese amor por ti…
¿Cómo haré cuando no despierte junto a ti y a tu mirada diáfana?
A tu sonrisa mañanera, jugosa y amorosa.
Ojala todo fuera como las películas de amor,
Esas historias tontas que hollywood nos ha vendido
Para creer en el amor.
En la que el protagonista
No sube al avión y espera en el pasillo
Y es allí cuando salgo yo corriendo,
Buscándote entre la pista de aterrizaje, y
Te veo de lejos, esperando algo fortuito,
Y me abrazo a tu cuerpo,
Por la dicha de no perderte,
Y “le moulin” no suena tan triste después,
Porque podré, escucharla junto a ti.

--Madrugada del 13 de Marzo 2008--


1, 2, 3, 4, 5…no sé cuantos minutos han pasado desde que te ví.
Busco sin sentido entre tanta gente tu rosto,
Olfateo un poco tu olor a madera y whisky,
tu olor de ti, de ese tú que me encanta.
Por fin te veo caminar de aquí a allá,
Agitado, preocupado.
No has querido saludarme esta noche…¿por qué?
¡Que más da!, me gustan las situaciones difíciles,
Parece que a ti también.
Esto va a resultar interesante.

Sigues de un lado a otro,
Pero no llegas a mi,
Ni a mi mesa,
Ni a mis piernas.

No me miras, no me miras,
¡No me mires!, que me pongo nerviosa,
¡O sí!
por favor mírame, que me gusta el movimiento tímido
de tus ojos paseando por mi rostro,
por mis labios,
por mis ojos…
No sé que más recorren tus ojos cuando me miras,
pero me gusta que lo hagas…

Te has ido de nuevo al otro lado del bar, y no me has mirado.
Me pregunto,
¿Como te sientes allá?,
¿Con quien hablas? ¿De que hablas?
Tendrás las mismas ansias de verme, así sea de lejos,
Como las tengo yo por ti
¿Por que no vienes y te sientas a mi lado?
Podemos beber unas cervezas,
Bueno, muchas cervezas…muchos licores,
Podemos bebernos,
Aquí, así, delante de todos.
No lo vas a creer pero siempre que te veo,
Tengo la sensación que acabamos de hacer el amor a escondidas.

La música me pone más ansiosa,
El jazz y el blues me dan ganas de beber, fumar y tirar…
O simplemente, sensatamente, apasionadamente
Fumar y tirar
Como diría JMS- Fumar y tirar-
Muevo el pie derecho,
haciendo zaz, zaz,zaz , bamboleando al tiempo
con ganas de levantarme del asiento
Y llegar a ti bailando con un poco de jazz, un poco de blues,
un poco de todo eso que suena y me tienta a besarte.



Esta noche el bar parece triste,
Tu rostro también esta así, como triste, como pensativo,
Tu feeling se le impone al bar,
Solo hay viejos, tontos , tu y yo…que somos otra clase de tontos
De esos a los que se les ablandan el estomago,
De esos tontos que han malgastado el tiempo,
Que no luchan,
Que solo esperan…y esperan con cerveza.

Al otro lado de la sala esta mi hombre lobo,
Observándome y lanzándome besos,
lanzándome dardos de amor,
Arañándome el alma,
conquistándome un poco,
Que me devora todas las noches,
que me encanta y me desencanta...
y estas tú y esta él...
y mi mundo es complicado cada vez.

Ahí estas tú, abrazado a mi mente, a mi,
Como una gota que no quiere caer.

Doy tres bocanadas al sexto cigarrillo de la noche.
Miro a los señores que están junto a la barra y que sonríen afilando los dientes con la lengua
cada vez que me levanto del asiento;
parecen una manada de animales hambrientos y timidos.
Me siento como una presa de carne…no quiero sentirme asi,
Asi que pienso en ti.


Camino por el bar lentamente.
Buscando a tientas un poco de ti
La luz parece más opaca,
O son ideas mías que la iluminación cambia?


Llego a la barra.
El hombre rana habla sobre los colores,
Saca la punta de la lengua y se saborea los labios,
Me da un poco de asco, pero lo soporto solo porque estas tú
Frente a mis ojos, y porque te noto nervioso, no me miras cuando te miro,
Pero sé que lo haces cuando yo parezco distraída.

El hombre rana sigue hablando,
Tú has dicho algunas palabras en cuanto al hombre rana,
En cuanto a los colores y a mi piel;
Eso me gusta, eso me gusta.
Hablas con la mirada hacia la nada, tus manos se mueven
Y el hombre rana, sigue mirándome sediento.
Comienzo a impacientarme;
Tú limpias un vaso,
Con la mirada perdida,
¿Qué piensas?
“Yo conozco la salida de emergencia que nos salvara”
Quisiera decirte mientras acaricio tu rostro
Y te convido a perdernos por una semana, entre tus sabanas.

Me has mirado y vuelvo a la realidad,
Te sonrío,
Rozas con tus dedos mi mano derecha.
-¿Qué deseas?- preguntas para sacarme de mi idilio mental.
Levanto mi mirada, y clavo mis ojos en los tuyos.
¿Qué no deseo yo de ti?
Deseo pasar mis dedos por tus labios,
Acariciar con mi lengua tu lóbulo izquierdo,
el derecho también,
¿A quien engaño? Quiero lamer todo tu cuerpo.
Que desmenuces mi nombre con tus dientes.


Deseo que cierres tus ojos y envolverte en caricias
todos los besos que no han nacido, todos los besos que
me he guardado.
Deseo abrazarme a tu cintura,
Susurrarte al oído “In other words, baby, kiss me”
Tengo tanas historias que contarte,
Por ejemplo, que llevo una semana soñándote,
Que tengo miedo de pensarte,
Que tengo miedo de ti, pero me encantas.
Quiero contarte cuantas veces he besado tu cuerpo,
Cuantas veces he dormido abrazada a ti,
Cuantas veces he imaginado esto.
Que en tu labio inferior descansen
Gotas de mi piel.
De tu piel,
De los dos…

Mi corazón ya esta cansado de remendarse,
esta cansado de los hilos,
de los sobresaltos, de los amores, de los idilios,
mucho más de los idilios.
Esta cansado de las lagrimas y de los suspiros,
Mi corazón no conoce tus mordiscos,
ni tus abrazos,
ni tu aliento,
no conoce tus palabras;
esas que pueden desarmarme,
enamorarme,
inventarme.
Por eso comienza a tambalearse cada vez que te veo,
Apresurándose con la arritmia, y la taquicardia emocional para que me asuste.
Y justo cuando me miras a los ojos
esperando mi respuesta,
comienzo a sentir la punzada no sé si de amor, o de dolor.
Lo confieso: No tengo agallas, no tengo cojones por naturaleza, no tengo fé en mi, ni en ti
cuando estamos sobrios.
Esperando a que hallas entendido todo lo que te dije con la sonrisa
Respondo tristemente:
-¿me regalas un piel roja?.