miércoles, octubre 22, 2008

:::Dos y media; beso y medio::::::


Dos y media de la tarde,
lluvia, gotas, oleres a pavimento, a comida, a bocanadas de cigarrillos
y tu sonrisa a lo lejos con olor a lluvia, con esa distancia,
con ese olor de la ausencia
que dejas siempre que te vas.
Yo ví la sonrisa, pero cerré los ojos rápido y con fuerza
para la fotografía mental instantanea que siempre guardo cuando estoy enamorada.

Me gustan las pequeñas gotitas de lluvias
esas que caen al final golpeando mis parpádos.
A veces cuando estoy sola, saco la lengua para mojarla.

Quería que la lluvia me abrazará y que tú también lo hicieras.
O mejor, que regresarás parando el trafico sonriéndome y me dijerás extendiendo la mano:
- Oye nena, Oye loquita (llamame como quieras) ven conmigo.
y yo sonriéndo y lanzando besos por el aire
me apretará a tu mano y a tu corazón
y te diría: - A donde quieras, cariño.

Vamos a beber, yo te invito,
bebidas sagradas y amargas.
Vamos a beber gotitas de lluvia, y fumemos en el camino
un cigarrillito rojo.

Las calles chorrean horas, horas acuas que pasan con los arroyos,
el sol gigante se esconde del tiempo y tú cada tanto miras el reloj
como si fuera un santo. El tiempo todo lo daña, no se detiene,
avanza muy rápido y no me deja darte besos en la espalda, ni hacerte el amor los lunes por la mañana.

Quisiera enrollarte en mis cabellos, metido en un rizo, que saltes hasta mi oreja y me susurres todo el día cuanto me quieres, en todos los idiomas inventados. Y que por las noches, no haya luz, no haya luna, no haya nadie y regalarte besos oscuros sin ojos y con manos. Y que tú, de solo un suspiro me encierres en la puerta oculta de tu organo cárdiaco.

Cuentame cosas, por ejemplo, tus miedos ¿tienes fobias?
a qué te saben mis besos cuando te quiero?
Inventame una historia donde ambos vendamos mariposas y cenemos besos.
y de vez en cuando ataré globos a tus zapatos y siempre estemos volando.

Ya lo sé,
estas riéndote, cuestionandote de donde saco ideas tan absurdas y cursis.
Lo siento cariño, declaro mi locura sana para tipos serios como tú.

Me duele que pienses que mis besos al aire son ridiculos,
si al menos cerrarás los ojos
te darías cuenta, que cuando estamos juntos, muchacho ojos hermosos, la ciudad se triza en mil colores y pedazos.

Declaro que siempre estoy borracha, es un estado natural.
Que mis ojos son de LSD
y que siempre llevo globos en mis manos.

¡Oye loquito!
dame besos,
dame arañazos
dejame estar despierta sobre tu pecho,
no me hagas daño.

¡Oye muchacho con olor a vallenato!
llevame a pasear de la mano
vendame los ojos con tus labios
amarra mis cordones a tus zapatos
Yo te sigo, juiciosa y cantando muy despacio:
"Cruza el amor, yo cruzaré los dedos"

1 comentario:

Beautiful Disaster dijo...

Borboleta blues... ay linda no sabes las ganas que tenia de decirte lo mucho q me gustan tus escritos... hace rato q tengo mi blogg pero hazta ahora es que decifro como se ponen estos comentarios...
Me encanta ver como interpretas la vida y los sentimientos y ademas saber que hay otras mariposas que tambien creen en los amores de todos los colores...:D