viernes, julio 30, 2010

Declaración Aleatoria (Tan cursi como globos de colores)



Afuera no ha querido salir el sol.
Aquí adentro se siente el escalofrío de un beso sin promesas.
Mercurio me rige, al menos eso dice la ciencia de la astrología.
Por las noches me dan ganas de comer tartas de chocolate con frambuesas;
cuando la brisa aügura una lluvia como la de ahora, me aturde la necesidad de darte un beso y desordenar tu cama.

Soy impulsiva de esas que llaman a las 3 de la mañana para decir "te quiero".
Algunas veces, como hoy, tengo soliloquios con un tú que me acompaña en las noches de insomnio.
También soy seria y amo con recelo mi independencia.

Tengo fobias absurdas que desconoces,
por ejemplo, que no me gusta bajar por escaleras eléctricas o que no soporto mirar espejos ni muñecas antes de dormir.

He perdido la costumbre de ser egoísta y pesimista.
Tengo un par de pecados culposos y deseos violentos que un día te contaré al oído.

Odio mi segundo nombre; no tomo chocolate caliente. No me gusta la palabra “demasiado” porque es tanto que es malo.
Duermo con cuatro almohadas, ronco cuando estoy cansada; grito cuando estoy molesta, lloro cuando siento impotencia; no me gusta dormir sola;
no me gusta ni el higado, ni los garbanzos. Tampoco me gusta el vallenato, ni el hard-core; odio los libros de Paulo Coehlo y alguna vez coleccioné recortes de las historietas de "cathy" y de charles schultz.

Puedes confiar en mí, las labores de inteligencia armada en el campo del amor,
he aprendido a escribir historias con inicios y finales… y también al revés.
Me apasiono fiel como un perro, digo pocas mentiras porque pierdo la continuidad de las mismas; digo muchas verdades, hablo mucho cuando estoy borracha y cuando estoy enamorada.

Me gusta el poker, los retos, las cerveza, el vino tinto, el tequila y el tabaco.
Me gustan los comics, especialmente los de Batman, me gusta el sexo antes de que salga el sol. Me gustas tú por la mañana. Me gustas tú por las tardes. Me gusta tener libros en la cama.

Cuando estoy triste escucho Europe de Santana, cuando no puedo dormir escucho Pink Floyd, cuando estoy idílica es Frank Sinatra.
No confió en el tiempo y me dan miedo las pequeñas y largas distancias.
Me gustan tus besos, tus ojos, tu cuerpo. La verdad es que me gustas todo tú.
Me gusta la única vocal de tu nombre. Me dan miedo tus silencios y los puntos suspensivos...

El tiempo se mueve como el resultado de un juego de azar: 2 meses, 11 semanas, 83 días, 1976 horas, 118598 minutos y 7115911 segundos desde que ando con la magia de un amor inocente, junto con el miedo infantil y adolescente. Ando como si me hubieses atado globos de colores a la espalda y no existe un rayo racional que me alerte para bajar.

Cariño, no prometo ser la mejor de las mujeres, pero conmigo te vas a divertir más.
No prometo que esta sea una declaración de amor, pero no por ello deja de ser una declaración.

8 comentarios:

Luna Ti-k dijo...

Como siempre, todos tus escritos inspiran a soñar! :)

Borboleta Blues dijo...

Gracias bonita. :-)

Anónimo dijo...

... y no hay mucho que me emociona. MS

Elena Lechuga dijo...

Me gusta. Y mucho.

Manuel Dueñas dijo...

Esta declaración (o lo que es mejor, anti declaración) tiene momentos geniales.

yaji10 dijo...

realmente cada frase, palabra, punto y coma, es perfecto ... espero leer muchos mas asi =)

Anónimo dijo...

Apenas te leo. Y te quiero leer over and over and over again.

GMMR dijo...

http://wordsythoughts.blogspot.com